lunes, 14 de noviembre de 2011

Rápido y furioso consumidor



1 comentario:

Toño Gutiérrez dijo...

Pero si estos santos hijos de cempazúchil ya declararon que hay que prohibir el salvajismo de las corridas de toros, que esa es la causa de tanta violencia en México. ¿Y en España, también están inmersos en la violencia que en México?; por lo pronto ya convencieron a Cataluña que, atenta al american güey of life, ya aceptaron los güeyes la prohibición para emparejar al mundo en sus santos conceptos de "civilidad". Y todo mundo aplaudiendo las órdenes de big brother... Continuemos desapareciendo nuestras respectivas identidades y sometámonos a las órdenes de la protestante, ramplona y puritana sociedad gringa, ejemplo de vida sana...