miércoles, 17 de marzo de 2010

Laurens: La muerte de Catón


1 comentario:

toño dijo...

¡Ay Ca...tón! ¿No hubiera sido menos doloroso un brindis con cicuta que anticipar de propia mano la merecida muerte del celebrado pero invasor y hitleriano César?