sábado, 10 de abril de 2010

Diego Rivera por Rruizte

1 comentario:

toño dijo...

Cuando ha pasado ya medio siglo de la desaparición de Diego, cuando podemos ver su obra despojada del aspecto propagandístico de un sistema que resultó tan fraudulento como lo son todas las ideologías de todo tipo, sean religiosas o laicas, podemos apreciar la magnitud de la obra realizada por él y por todos los participantes de esa corriente muralística de méritos que crecen a través del tiempo en su concepto hondamente humanista, con la manifiesta preocupación por los débiles y oprimidos por los eternos sistemas de dominio, que no de gobierno, y esa visión quedó manifiesta mediante un despliegue fastuoso de la técnica pictórica, que los enanos actuales no alcanzan ni tan solo a imaginar, sumidos en una modorra de indiferencia y desencanto, de brazos languidecientes incapaces de emprender tareas titánicas como lo hicieron los de la pintura mexicana muralista.