sábado, 3 de abril de 2010

Bernard: El harén

1 comentario:

toño dijo...

Vaya con el hallazgo... El curioso asomándose al jardín tras esquivar quién sabe cuantas cimitarras, se topa con un cuerpo de guitarra de una distraída odalisca o huri o como se llame a la integrante de un harem que, en su afán de practicar con el tamborín, se le olvidó ponerse la prendita ausente bajo la cintura, ¿o será que simplemente ni falta le hace para sus funciones de supuesta frecuencia, difícilmente para tan solo un "amo", más creíble como leyenda que como realidad...? Por aquello del que dijo este comentario: "¿Sexo débil, cuál débil? ¿Sexo fuerte, cuál sexo?