viernes, 2 de abril de 2010

Alma Tadema: El escriba

1 comentario:

toño dijo...

Lo que el escriba medita, absorto en los jeroglíficos llenos de imágenes de animales, plantas, dioses y todo género de vida, es que le hace falta una mesa de animación para conferir movimiento con alma a los caracteres dibujados en el papiro; pero era consciente de que faltaban unos tres o cuatromil años para la invención de algún Horus-mouse...