lunes, 29 de marzo de 2010

van Dyck: Bendición

3 comentarios:

toño dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
toño dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
toño dijo...

Aquí la historia se me pierde entre las múltiples oscuridades de la biblia –sí, ¡con minúscula!–. Al fin y al acabo, son mitos, leyendas y tergiversaciones que nada tienen que ver con el común de la humanidad que no descendemos de los míticos Adán y Eva (¿?). (Saludo a Lucy, la encontrada por los Leakey en África, como antepasado perfectamente real)
Pero yendo al cuadro en cuestión, la composición de este cuadro es espléndida y sencilla sobre una gran diagonal descendente entre secciones áureas y con el gran manto blanco dominando la escena como cristalización de esa bendición tema del cuadro. Qué grandes maestros precedieron a lo que hoy es la ausencia total de sensibilidad en un ambiente enrarecido y sin aquel gran Arte del oficio y la emoción sublimes en todo su quehacer.