domingo, 28 de marzo de 2010

Twachtman: El espejo

1 comentario:

toño dijo...

No sé por qué, pero me late que ese bebecín es como el señor Patiño, porque esos lentotes, no son de niño.