domingo, 21 de marzo de 2010

Perrault: El amor y la inocencia

1 comentario:

toño dijo...

Un alto en el traqueteo del mundo para echar una 'pestaña' en el bosque a la sombra apacible de los follajes y entre los murmullos bucólicos de insectos y aves, meditando en la inmortalidad del cangrejo... ¿o capricornio? ¿o escorpio?...