miércoles, 3 de marzo de 2010

Chagall: Autorretrato con siete dedos


2 comentarios:

toño dijo...

Definitivamente, como el caso de los relojes escurridozos, esto es una auténtica hazaña. Mis respetos para maese Rruizte con estos amenos jugueteos irreverentes, plenos de gran humorismo para rendir, paradójicamente, homenaje a los artistas que nos han legado sus espléndidas obras.
¡Qué fregonería de puntacho, con esta imagen de Chagall!

Rruizte dijo...

Señor Toño:
Se agradece el comentario y tiene usted razón, el pretexto de El Museo Rruizte - el más grande del mundo -, es presentar las grande obras de arte de todos los tiempos. Motivar a los visitantes a buscar, mirar y apreciar estos tesoros de la humanidad. Claro, estas llevan un añadido que espero me sea perdonado.