martes, 9 de febrero de 2010

Fuseli: Pesadilla


1 comentario:

toño dijo...

¡¡Ah jijo!! Con una quesadilla de ese peso, o con un queso de pesadilla, digo, no, pos con un sustote de ese calibre...
Ahora entiendo a mi abuelo cuando andando hasta las chanclas, vio una mujer de largo vestido blanco y luengos cabellos negros, a la cual se puso a seguir, y cuando al acercársele volteó la mujer y le mostró una horripilante cara de caballo, hasta la briaguera se le quitó y puso pies en polvorosa hasta llegar a su casa...