domingo, 7 de febrero de 2010

Falero: La visión de Fausto


1 comentario:

toño dijo...

Con esas noches de Walpurgis, quién no iba a entrarle de lleno a la venta del alma con el señor de los avernos, consiguiendo de paso la eterna jumentú, aunque en el proceso la que recibió las consecuencias de los males fue la pobre de Gröetchen.
Y finalmente, ¡Viva la gloria de la representación plástica de la belleza! ¡Que la mojigatería, el puritanismo y todos los demás 'ismos' se pierdan en sus miopías con visión de piojo!